jueves, 30 de marzo de 2017

El poder de las historias


Algún día llegarás a la edad en la que disfrutarás nuevamente de los cuentos de hadas
  – C.S. Lewis

Eduardo Galeano contaba que un pajarito le dijo que nosotros –tú, yo, aquel y el otro- no estamos hechos de átomos sino de historias. Yo le creo.

Las historias son poderosas, con ellas nos explicamos el mundo, sus maravillas y sus tragedias. A través de ellas la humanidad ha preservado el conocimiento, se ha enamorado y reído, llorado e inspirado. Es con historias bien contadas que aprendemos, también nos sirven para olvidarnos de nosotros mismos y convertirnos por instantes en héroes, princesas y genios de la lámpara. Si ponemos atención nos daremos cuenta que las historias son una industria enorme, millones de dólares se mueven alrededor de libros, películas, series de televisión y videojuegos.

Si ponemos aún más atención nos daremos cuenta que nuestras conversaciones cotidianas también son historias, cuentos sobre lo que hicimos y lo que queremos hacer, sobre lo que nos atemoriza y también sobre lo que nos hace grandes. ¡Nos encanta el cuento! Rumi –uno de los más grandes poetas de la historia- bien lo decía: los cuentos no se han hecho para dormir niños, sino para despertar al hombre.

Así que hoy te quiero hacer dos invitaciones. La primera es que regreses a los cuentos y las leyendas; que vayas al sitio donde las estrellas no brillan sino cantan, al lugar donde los dragones surcan nuevamente los aires, al espacio donde las diosas tejen y bordan el camino de los hombres verdaderos, al rinconcito del bosque donde los duendes se enamoran. Te invito de vuelta a los cuentos, a su magia y al despertar del hombre.

La segunda invitación tiene que ver con tus propias historias. ¿Cómo es el cuento que te cuentas de ti mismo? ¿Es una telenovela chafa? ¿Un drama triste y pequeño? ¿O es más bien una leyenda de magia y amor?
El héroe de leyenda siempre recibe un llamado ¿A qué te está llamando la vida? ¿Qué aventura te sigue esperando? ¿Qué sombras tienes que enfrentar? ¿Qué regalos vienes a entregar?
El héroe siempre encuentra maestros y mentores, se monta en los hombros de gigantes ¿Quiénes son tus grandes maestros? ¿Quiénes sostienen tu canto? ¿A qué te retan? ¿Qué tesoros te han ayudado a descubrir?
El héroe finalmente regresa a casa. ¿Con quienes quieres compartir tu pan, tu vino, tu leyenda? ¿Con qué historia puedes inspirarlos a caminar por su propio mito?

Dicen que las historias son el alma de la humanidad. Es tiempo de recuperarla.


Sergio Hernández Ledward

www.facebook.com/SergioHLedward